Hace unos días, About.com: Women in Bussiness publicó una entrevista que concedí a @HefferonJoe sobre lo que pienso acerca de la arquitectura.

Dado que la entrevista sólo podía ser publicada en dos páginas y Joe tenía que incluir sus propias y muy interesantes opiniones acerca de lo que yo había expresado, algunas de las respuestas que di no pudieron ser publicadas.

Así que le pregunté si le importaría que yo publicara todas las preguntas que él me hizo y las respuestas que yo le di y, por suerte para mí, me dijo que sí.

Así que aquí están:

.

(1) Información sobre tus antecedentes:

¿Por cuánto tiempo has sido arquitecto?

Me gradué en el año 2.001, así que he sido arquitecto por un poco más de diez años

Educación

Estudié arquitectura en la Universidad Simón Bolívar en Caracas, Venezuela desde 1.995 hasta el año 2.001

Después de graduarme hice algunos cursos profesionales como Marketing para ejecutivos de otras disciplinas, Diseño Gráfico Publicitario, y algunos otros cursos de softwares de diseño.

En este momento estoy evaluando opciones para iniciar una maestría on-line relacionada con arquitectura y diseño interior.

¿Trabajas para una empresa o eres independiente?

Solía trabajar para una empresa, pero hace 5 años decidí ser mi propia jefa así que concentré todos mis esfuerzos en diseñar y crear mis propias ideas.

Creo que es muy importante para todos los recién graduados de la escuela de arquitectura, trabajar para otra persona por un tiempo; alguien con experiencia, que te puede enseñar lo que no está en los libros. Pero entonces llegas a un punto en el que tienes que ir por tu cuenta, para que no te apoyes en el conocimiento de otras personas y las decisiones que tomes sean sólo tuyas, para bien o para mal. Ahí es cuando comienza el verdadero reto.

Algunos de los proyectos de los que te sientes más orgullosa

El proyecto del que estoy más orgullosa es mi tesis de grado académico. Diseñé una prisión para mujeres embarazadas o con hijos. Este es un proyecto muy cercano a mi corazón. Pasé casi un año pensando día tras día, en cómo hacer la vida de estos niños un poco menos dura, lo que también ayudaría a las madres a ser mejores personas y facilitaría su transición de la prisión a la sociedad.

Ahora, pensando en los proyectos que he hecho desde que me gradué, los que recuerdo con más orgullo son las casas que he diseñado. Tal vez porque el diseño residencial es el área de la arquitectura que más me gusta; tal vez porque me gusta fingir que soy psicólogo. Ya he dicho antes que es en la casa de los sueños de cada persona, que están sumergidos todos sus deseos ocultos. Y para ser capaces de descifrar los misterios de la psique de las personas, debemos pensar en términos de sueños, deseos y sentimientos, y no sólo en términos de arquitectura, tales como paredes, techos y espacios.

Esto es clave para cualquier proyecto residencial. Y en mi caso, es lo que hace que cada casa que he diseñado sea “una traducción única e irrepetible, porque está hecha en el idioma particular de cada cliente”.

Pero la verdad es que ME ENCANTAN todos y cada uno de mis proyectos y me entrego por completo en todos ellos.

Algunas de las grandes empresas para las que has trabajado

He trabajado con Alimentos Kraft en dos oportunidades: la primera vez en la remodelación del hall de entrada de la planta ubicada en Valencia, Venezuela, y luego para diseñar una zona de recreación para sus empleados. También he trabajado con Chrysler en un proyecto pequeño, pero muy satisfactorio: un área de café y exhibición de productos POP a ser colocado en un concesionario en Valencia, Venezuela.

También fui colaboradora en varios proyectos para la Universidad de Carabobo en Venezuela, tales como la Biblioteca, el Centro de Deportes, la Facultad de Ingeniería; colaboré en todos ellos mientras trabajaba en una firma de arquitectura. Con esta firma, también tuve la oportunidad de ayudar en el diseño de centros comerciales, grandes complejos residenciales y muchos otros proyectos que me dieron mucha experiencia y me ayudaron a desarrollar mi estilo arquitectónico y mi forma de pensar acerca de mi profesión.

Idiomas que hablas

Hablo español (mi lengua materna) e Inglés.

Tus sitios web

Versión en español

Portafolio

Blog

Versión en inglés

Portfolio

Blog

Proyectos de escritura

Por el momento, estoy concentrada en mi trabajo y en mi blog (el cual no actualizo tan a menudo como me gustaría). Pero me encantaría escribir un libro algún día.

Lo qué ocurre con el libro es que no he logrado concentrarme en un único tema a desarrollar. De hecho, así fue como nació mi blog; cada vez que tenía un par de horas libres, me sentaba y comenzaba a escribir un libro. Siempre empezaba, pero cada vez que tenía que interrumpir el proceso de escritura me invadía una nueva idea, así que empezaba a escribir un libro de nuevo. Después de un tiempo, me di cuenta de que tenía un montón de lindos inicios de libros, así que decidí publicar todos estos inicios en la forma de un blog. Así que mi blog es algo así como mi libro.

Tal vez algún día me decida a elegir sólo una idea y me apegue a ella durante el tiempo necesario para hacer un final.

(2) ¿Te criaron para seguir este tipo de carrera? (Por ejemplo – Dr. Berebichez se crió en una comunidad conservadora en México, donde a las mujeres no se les animaba a participar en las ciencias. Ella adquirió el grado porque sentía pasión por las matemáticas y la ciencia. Era divertido para ella.)

¿Hay otros miembros de tu familia que sean arquitectos, diseñadores, escritores/?

No hay otros arquitectos en mi familia. Mi mamá y mi papá son ingenieros químicos, así que imaginen sus caras cuando les dije que quería estudiar arquitectura. Pero ellos me apoyaron mucho y me ayudaron a superar las dificultades de iniciar una carrera como ésta de la que tantas personas tienen opiniones muy diferentes y en la que hay un montón de ideas preconcebidas, como por ejemplo el hecho de que es una la carrera de tradición o de que es una carrera para hombres.

Nunca he pensado mucho en el hecho de que dicen que es una carrera para hombres, o en lo difícil que puede ser para una mujer tener éxito en un entorno dominado por hombres.

Yo creo que cuando pensamos demasiado en las limitaciones del entorno, nos quedamos atascados y no somos capaces de seguir adelante.

Pero debo admitir que me tomó un poco de tiempo superar el hecho de que es una carrera de tradición; muchos de mis compañeros, debido a que siempre habían estado en contacto con la arquitectura, manejaban conceptos que yo nunca había oído mencionar; eso me hizo sentir un poco insegura de mí misma, pero una vez que entendí que sólo debía esforzarme un poco más que el resto para poder ponerme al día con ellos, todo se hizo más fácil y sencillo.

Con la escritura la historia es diferente; esta carrera está en mi sangre. Mi abuelo era historiador del Estado Carabobo en Venezuela (donde vivo) y escribió varios libros de historia y poesía. Sólo tuve unos 12 años con él en mi vida, pero fueron suficientes para hacerme amar a los libros. Él tenía la biblioteca más especial a la que he entrado; era un espacio de aproximadamente 3,5 x 10 metros con tantos libros como mi abuelo había logrado introducir. Creo que, si los libros no hubiesen sido tan especiales para él, habría colocado algunos ejemplares en el suelo formando pasillos de conocimiento, sólo por el hecho de ser capaz de utilizar el menor espacio posible para ubicar a sus preciados compañeros de vida. Gracias a él, amo escribir aún más de lo que amo la arquitectura.

(3) ¿Cuántas mujeres fueron a la escuela de arquitectura contigo? ¿Alguna vez te reúnes con ellas y discuten el hecho de que son una minoría en su profesión? Lo pregunto porque la principal razón para escribir esta serie es animar a las jóvenes a seguir la carrera que quieren y no dejar que su género las detenga, y también para que tomen conciencia de que hay trabajos como el de arquitecto que están disponibles para ellas.

En realidad, fui a la escuela con muchas mujeres; incluso creo que había más mujeres que hombres en mi grupo, y tal vez es por eso que no le presto mucha atención ni hablo del hecho de que dicen que es una carrera para hombres. Pero creo que es cierto, la gente piensa que ésta es una carrera para hombres, especialmente los arquitectos.

Siempre he dicho que el peor enemigo de los arquitectos y la arquitectura somos los propios arquitectos. A menudo nos criticamos unos a otros en lugar de apoyarnos y alentarnos a mejorar.

(4) ¿Alguna vez has entrado en una reunión, una conferencia o cualquier otra reunión de arquitectos y has sentido que no eres considerada como un igual? Si es así, ¿cómo te hace sentir eso y cuánto de eso se basa en algo que se dijo específicamente sobre ti o a ti que te ha hecho sentir de esta manera? Si tú nunca has tenido esta sensación – ¿será porque hay un profundo y generalizado respeto dentro de tu profesión? (Eso sería algo bueno, por supuesto.)

Como dije en la última pregunta, creo que no hay suficiente respeto entre los arquitectos. He sentido antes que no estoy siendo tratada como un igual, pero va más allá del género; tiene que ver con el hecho de que en esta profesión, si no tienes 30 años de experiencia y no has ganado un montón de concursos, no tienes ningún valor.

En mi caso, yo no creo en los concursos. Nunca he participado en uno de ellos; en primer lugar porque no tengo tiempo para dedicarle a ellos porque, por suerte, siempre he estado activa en mi profesión, y en segundo lugar porque, en la mayoría de los casos, los concursos se han convertido en un negocio y , al menos en mi país, son más los proyectos de concursos que no se construyen que los que sí. Así que los concursos se convierten en un ejercicio para mantenerse activo en la profesión y en contacto con otros arquitectos.

Pienso que si supiera de algún concurso en pro de algo, uno creado para ayudar a un grupo social desfavorecido (y si tuviera el tiempo, por supuesto) estaría más que dispuesta a hacerlo.

Y en cuanto al hecho de que necesito tener 30 años de experiencia para ganarme el respeto de los otros arquitectos, bueno, sólo puedo esperar… esperar otros 20 años. Y esto va a suceder algún día. Pero por ahora, no estoy preocupada por eso.

(5) ¿Por qué crees que en el pasado no ha habido más mujeres involucradas en la arquitectura? Sólo el 25% de los arquitectos en los EE.UU. son mujeres y el porcentaje es aún menor en el resto del mundo.

Creo que la razón principal por la que no hay muchas mujeres en la arquitectura se debe a que es una carrera fuerte, no sólo durante los años de estudios, sino también después de la graduación, cuando somos verdaderos arquitectos en el campo de trabajo. Las mujeres suelen dar más importancia a la familia que los hombres, eso es un hecho, y una profesión como ésta, que consume mucho tiempo puede ser un gran reto para una mujer.

Ser capaz de manejar una familia y un trabajo como éste puede ser abrumador y yo me identifico con ésto. Tengo dos hijos, el mayor tiene 9 años y el menor tiene 5, y si no te organizas muy bien, todo puede volverse un desastre.

Pero yo he logrado descubrir las maravillas de las listas de tareas y de priorizar. Estas son las herramientas más importantes para una madre/arquitecto como yo, eso y ser capaz de poner fin a los proyectos; fijar un plazo de entrega y cumplirlo. Los arquitectos solemos ser perfeccionistas y por eso, nos cuesta desprendernos de nuestros proyectos (que es algo que eventualmente debe suceder). Sentimos como si los estuviésemos abandonando. Pero terminar los proyectos es tan necesario como iniciarlos. Me he dado cuenta de que, para ser exitosos, debemos ser capaces de terminar algo para poder empezar algo más. De esa manera podemos comenzar un nuevo viaje que nos llevará a mejores y más hermosos lugares.

(6) ¿Cuál es tu consejo para las mujeres jóvenes que están decidiendo que carrera seguir?

Yo les diría que amen lo que hagan; si uno pone el corazón y el alma en todo lo que hace ya ha asegurado el éxito. Y para ser capaces de hacer eso, debemos estar seguras de la decisión que vamos a tomar, así que infórmense… Imagínense a ustedes mismas haciendo lo que el profesional que quieren llegar a ser haría día a día, vayan a las universidades, hablen con la gente en los pasillos, hagan las preguntas correctas, profundicen, y realmente escuchen lo que la gente tiene que decir. Y entonces, investiguen un poco más.

Elegir una carrera es una decisión muy importante. Me asombro cada vez que conozco nuevas personas y les pregunto qué estudiaron. La mayoría de ellos trabaja en campos que no tienen relación con lo que estudiaron, o trabajan en un campo relacionado con lo que estudiaron, pero no les gusta lo que hacen para ganarse la vida; y pienso que eso es triste. Es decir, yo creo en la importancia de cometer errores y descubrir nuestro propio camino gracias a ellos, pero también creo que, dado que la vida no es eterna, debemos hacer lo mejor de ella. Por lo que tomar tantas decisiones correctas como nos sea posible siempre es útil.

Yo tuve suerte, yo no investigué, pero logré elegir una profesión que me encanta. Y estoy segura de que no sería capaz de tener éxito en ninguna otra profesión.

La segunda cosa que yo les diría es que traten de imaginarse a si mismas en 10 años. Piensen en todas las cosas que quieren en su vida dentro de 10 años. No sólo relacionados con la carrera. Piensen en ellas como elementos conectados formando una red, una red que debe ser capaz de sostenerlas y hacerlas sentir seguras y felices.

Si todas esas cosas que ustedes quieren son capaces de sujetarlas con seguridad al trabajar juntas, entonces vayan por ellas, por todas ellas. Si no hacen que se sientan seguras, tal vez deberían reconsiderar su plan.

(7) ¿Por qué amas tu trabajo?

Aquí está la razón…

(8) ¿Qué te preocupa? ¿Qué te hace llorar por las noches cuando estás sola?

Esta es una pregunta difícil porque yo trato de no pensar mucho en mis miedos. Creo que si se les da demasiado peso, entonces  realmente adquieren importancia.

Supongo que mis preocupaciones podrían estar relacionadas con mis hijos, con ser una buena madre; creo que esa es una constante entre los padres; no hay ningún manual sobre cómo hacerlo, de modo que siempre tememos que no lo estamos haciendo bien.

Lo que me hace llorar es la injusticia, los niños sin padres, solos y sin ningún tipo de orientación; es tan triste y tan común que asusta.

(9) ¿Qué te hace espectacular? y no seas tímida

Espectacular es una palabra GRANDE, pero creo que todos tenemos algo espectacular que nos hace especiales. En mi caso, yo siempre he pensado que lo que me hace especial y que también me ayuda a ser mejor arquitecto es la empatía.

Debido a que soy una persona empática, puedo entender mejor a la gente y al hacer ésto, puedo ofrecer mejores proyectos a mis clientes; proyectos que realmente reflejen las necesidades, los deseos y los sueños de las personas; proyectos que ellos puedan sentir como que les pertenecen, ya que parecieran haber sido sacados de sus propias mentes.

(10) ¿Qué le depara el futuro a Ana Manzo? – los próximos proyectos y el gran sueño

Actualmente estoy a cargo de la construcción de un proyecto residencial que diseñé hace un par de meses; también estoy diseñando un edificio residencial, una oficina y una casa.

Espero que grandes cosas me esperen en el futuro. Espero ser capaz de hacer proyectos grandes e importantes; proyectos que cambien la vida de la gente, proyectos que acerquen a las personas. Quiero ser capaz de crear nuevas formas de hacer las cosas, para poder reducir costos, desperdicios y huellas de carbono. Espero poder hacer la diferencia…

Por ahora, sólo voy a seguir haciendo lo que estoy haciendo y amándolo mientras lo hago.