Este es el octavo de una serie de artículos escritos por algunos de mis blogueros favoritos. Para entender un poco más de qué se trata esto, pueden leer este post: http://bit.ly/dCMns5

Este post en particular fue escrito por el talentoso David Mathias. David es el autor y fotógrafo del libro “Greene & Greene Furniture – Poems of Wood & Lightwith“, el cual es una revisión de las casas y el mobiliario de Charles y Henry Greene. Puedes encontrar a David en Twitter como @woodandlight.

La armonía es un concepto rico y complejo. Eso, por supuesto, es en parte la razón por la cual Ana lo eligió como tema para esta serie de entradas de blog. A pesar de sus muchos significados, hay un sentido en el que la armonía ha sido una constante en mi vida durante 35 años. De hecho, no puedo oír la palabra sin pensar en lo mismo, cada vez, sin falta: los tonos agudos de Brian Wilson y los fondos exuberantes de su grupo, los Beach Boys.

Me doy cuenta de que esta interpretación de la armonía es muy literal y que la palabra tiene muchos más matices, pero no puedo evitarlo. Para mí, la armonía siempre significará “El calor del sol”, “God Only Knows”, “Good Vibrations”, y “Don’t Worry Baby”. Esto significa Verano, sol y arena, el anhelo juvenil y la mayoría de edad, los recuerdos de los tiempos reales e imaginarios. En otras palabras, la armonía es la banda sonora de mi vida.

Mi esposa y yo bailamos, por primera vez como marido y mujer, con “God Only Knows”. Nuestro hijo mayor nació con Pet Sounds sonando en la sala de partos. Cuando los niños eran bebés y tenían problemas para dormir, yo los cargaba y caminaba por la casa cantando baladas de los Beach Boys. Cuando pidieron una canción de tractores, yo les di “Shut Down”, con “tractor” en lugar de “Stingray” en ella. Todas las noches me decían, “Canta la canción del tractor, papá”. Pasaron años antes de que comprendieran que yo no la había escrito.

La armonía tiene otros significados para mí también, por supuesto. Lo veo en los viejos edificios en las ciudades pequeñas. Lo saboreo en mis alimentos favoritos. Lo oigo en los cencerros en la noche. Lo siento en los brazos de mi esposa. Estas cosas son parte importante de mi vida, pero eso no cambia mi primer pensamiento cuando se menciona la armonía. Debido a que está arraigada en mi ser.

Yo sé que nunca voy a conocer a Brian Wilson, que él nunca sabrá lo que su música ha significado para mí. Nunca sabrá que Pet Sounds me ayudó a mantenerme cuerdo cuando yo estaba terminando mi tesis, o que incluso ahora los sonidos aparentemente simples en Endless Summer me hacen sentir joven de nuevo. Y realmente, no tiene por qué saber todo eso. Si tuviese la oportunidad de hablar con él, sólo hay una cosa que tendría que decir: Gracias por la armonía.